Regresará a Xochimilco La leyenda del nahual, Excelsior

AUTOR: EXCELSIOR

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de septiembre.- Con nueva musicalización, en la que se conjuga el suspenso y los sonidos prehispánicos, así como la inclusión de un nuevo personaje, capaz de transformarse en jaguar, el espectáculo “La leyenda del nahual” llega a su quinta temporada.

La propuesta, que se presenta en un escenario flotante en los canales de Xochimilco, del 9 de octubre al 22 de noviembre, ofrece al espectador una experiencia única de cerca de tres horas, en las que conjuga narración, historia y sorprendentes disfraces.

En entrevista, el productor Carlos Díaz detalló que la propuesta inicia en el embarcadero Las Flores, Nativitas, donde el público aborda una trajinera y se sumerge en un recorrido de 50 minutos con destino final a un escenario flotante, que tardaron dos meses en construir.

La obra, que dura una hora 15 minutos, aborda una de las leyenda mesoamericana más reconocidas, arraigada desde México hasta Centroamérica: la del nahual.

El autor José Luis Huerta fundamentó el guión en el Archivo General de la Nación y todos los personajes de la historia, existieron en algún momento”, dijo el productor.

Díaz destacó que a través de la puesta en escena se presentan tres puntos de vista, el primero es la cosmovisión maya de lo que significaba el nahual que era una especie de signo zodiacal.

El segundo es el de la época de La Colonia, cuando llegan los españoles al país y transforman todas las actividades indígenas demoniacas; mientras que el tercero es el de la época actual.

La historia de la obra se ubica casi en Xochimilco, por lo que la escenografía es la Iglesia de San Bernardino de Siena que es la más importantes de la delegación, pero también se retoma pueblos históricos como Tepepan y Xochitepec.

El director artístico de la obra, Jorge Guzarra, dijo a Notimex que se trata de una gran producción, porque se monta en un ambiente místico; las butacas son las trajineras y el escenario está construido con cuatro trajineras y templete de madera que lo hacen único en el mundo.

Destacó que el elenco está conformado por 12 actores, dos jóvenes que hacen cadenas de fuego y una narradora que va contando en el trayecto historias referente al nahual para ir introduciendo al público.

Al referirse a la música, un elemento renovado, Guzarra señaló que ahora cuenta con mucho más suspenso, mismo que se combina con sonidos prehispánicos, lo que enriquece las apariciones del nahual.

En escena, compartió, se muestra al nahual, un personaje que se transforma en un animal para llevar a cabo algo, ya sea bueno o malo.

Damos estos puntos de vista para que el público pueda generar su propio criterio e incluso presentamos un nahual demoniaco y ese es otro punto de vista que nació esa creencia durante La Colonia y que incluso se mantiene hasta nuestros días”, aseguró el director.

Al retomar la palabra, el productor Díaz señaló que desde su primera temporada hasta la actualidad, la obra se han fortalecido tanto en la parte musical como en la actuación, esta última con histriones que cuentan con estudios en teatro.

De la respuesta del público durante las temporadas anteriores, mencionó que cada vez es más favorable, ya que los mismos habitantes de Xochimilco esperan al nahual, además ahora mucha gente viene de provincia a disfrutar de esta experiencia.

HISTORIA

“La leyenda del nahual” se ubica en la época de La Colonia en la Nueva España en el año 1621 y habiendo pasado ya 100 años de la conquista española, el choque de culturas, de ideologías y de creencias ha sido tan fuerte, tan significativo y en algunos casos tan brutal, todavía se puede ver la lucha entre ambos mundos.

En aquel momento el responsable de la Nueva España es el virrey Don Diego Fernández de Córdoba, quien mantiene un sistema de control, que entre otras cosas consiste en clasificar a la población en castas para establecer la posición social de las personas, y continua con la evangelización de los indígenas para erradicar sus creencias prehispánicas, siendo la iglesia la parte medular en lograrlo.

El Padre Fray Juan de Torquemada, quien en ese año se encuentra a cargo del convento de San Bernardino de Siena, fundado en 1535 en la ciudad de Xochimilco, ve que hay mucha resistencia de los indígenas en dejar sus cultos, además de enterarse por la gente del pueblo de que hay nahuales en la región y que han estado atacando a la gente, por lo que decide pedir ayuda a la Nueva España.

Don Diego Mangado y Clavijo y Don Pedro Anselmo Sánchez de Tagle son dos visitadores enviados desde la Nueva España para atender la petición del Padre Fray Juan de Torquemada, y así realizar las pesquisas correspondientes con la gente del pueblo y capturar al nahual. Los visitadores están decididos a detenerlo a toda costa y castigarlo.

Entre los ataques del nahual y los intentos de su captura, en ocasiones se ve la aparición de un ser llamado Cuitlapanton, quien al tener una apariencia espantosa, causa miedo a quien se le aparece, desconociendo que representa un mal presagio a quién se le presenta.

Al mismo tiempo los dioses prehispánicos le asignan a un nahual llamado Pedro, la misión de ser guía de Antonio Mendoza Inclán, un mestizo adelantado a su época, al que han elegido para ser nahual, pero todo da un giro inesperado cuando una indígena llamada Nicolasa quién está enamorada de Antonio, se da cuenta que él está cortejando a María Luisa De Martínez y Bustamante, una dama de origen español.

ELENCO

La puesta en escena cuenta con las actuaciones de Rodrigo Carbajal, Alejandro Arenas, Alejandra Jiménez, Jetsamyn Saavedra, Hatziri MarMal y Jair Varzate, así como de Ricardo López Ivars, Víctor Hugo Montalvo de la Rosa, Karlo Rod, Ale Tribbianni, Horacio García Palacios y Stefany Sánchez Anguiano, entre otros.

Deja una respuesta