La vida cambia por un momento en los canales de Xochimilco, Televisa

La vida cambia por un momento en los canales de Xochimilco, Televisa

Autor: NOTICIEROS TELEVISA

Hoy los canales de Xochimilco reciben todos los días a cientos de visitantes.

Con una gran vista de la naturaleza, familias y amigos han vivido tardes y noches inolvidables a bordo de las trajineras.

Los habitantes de Xochimilco son quienes operan las chinampas o trajineras y gustosos preparan todo para que el recorrido y la experiencia sean del agrado de los visitantes.

Originario de Xochimilco, don Delfino se inició como remador cuando era un niño de 10 años.

“Más o menos empecé a los diez, doce años, ya venía a agarrar mi trajinera, que para el turismo es trajinera y para nosotros su verdadero nombre es canoa. Se divide en tres partes: Canoa que es la grande, la medianita como los que andan los fotógrafos, los refresqueros se llama chalupa o chalupón, y la chalupita es la tradicional en la que andan vendiendo los ramitos las señoras”, explicó don Delfino.

La trajinera o canoa, como él le llama, ha sido la fuente de sustento de varias generaciones en su familia.

Don Delfino, originario de Xochimilco, comentó “Si no fuera por esto no comería mi familia, entonces, si uno no le tiene cariño a lo que es algo que le da de comer, no lo siente uno”.

Los embarcaderos “Nativitas”, “Zacapa” y “Las Flores Nativitas”, son considerados los más tradicionales y los embarcaderos “Fernando Celada”, “Cuemanco” y “Puente de Urrutia” permiten realizar recorridos por los canales que conforman la zona natural protegida.

En Xochimilco también podemos encontrar áreas de recreación, museos y zonas arqueológicas, restaurantes, artesanías y viveros.

Pero a lo largo de los 184 kilómetros de caminos de agua que hay en este lugar, lo más importante es pasar una tarde inolvidable en una atmósfera llena de magia, desconectados del estrés de todos los días.

“Aquí encuentran desde marimba, el mariachi, norteño, yucateco, de todo tenemos acá y si vienen estresados con un poquito de tranquilidad, con eso tienen para relajarse”, expresó don Delfino.

Deja una respuesta